Ciencia ficción, drama, comedia, historia… ingredientes de ‘El Ministerio del Tiempo’.